UNESCO presenta proyecto comunitario con conciencia sostenible

  • Alexandre Costa (à esq.), ecretário permanente da UNESCO –Angola (Arquivo)
Luanda- El Proyecto Comunidad Sostenible con Conciencia, que tiene como objetivo promover actividades educativas en comunidades rurales vulnerables, utilizando el potencial humano, los recursos y el conocimiento local para empoderar a jóvenes y adultos con conocimientos y orientación, fue presentada este lunes, en Luanda, por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

El proyecto, que se desarrollará en las provincias de Luanda y Bengo, entre Junio de 2021 y Agosto de 2022, tiene como objetivo resolver problemas locales centrados en educación, medio ambiente, salud, saneamiento básico y equidad social, con el establecimiento de sinergias entre educación, creando una Contexto socioeducativo activo y dinámico que genera prácticas sustentables para el estilo de vida de la comunidad.

En la provincia de Luanda, el proyecto se desarrollará en las localidades de Cassaka 2, en Calumbo (Viana), Tande 2, en Cacuaco, Sangano y Bom Jesus, en Icolo y Bengo, mientras que en la provincia de Bengo será en la comuna de Kikabo.

Según el secretario permanente de UNESCO-Angola, Alexandre Costa, se trata de un proyecto de interconexión.

“Vamos a intentar unir varios programas que ya existen en las comunidades y tratar de integrar e identificar nuevas fuerzas dentro de ellas para que sean sostenibles”, enfatizó.

Con este proyecto, añadió, ya se han identificado algunas debilidades en la provincia de Bengo y se pretende crear sinergias para que la población pueda apostar por formas sostenibles de sustentar la vida.

Sin adelantar el número de beneficiarios, el funcionario dijo que se está realizando una encuesta de necesidades, ya que las comunidades varían mucho y los principales desafíos están relacionados con la falta de escuelas, puestos de salud, saneamiento deficiente, desempleo, niñas en edad escolar con niños que necesitan ser atendidos de manera única por todos los sectores que trabajan por la población.

Para la ministra Faustina Alves, el proyecto tiene piernas para ir, porque integra a la comunidad, tiene una acción multisectorial y objetivos bien definidos, destacando que debe llevarse a cabo por etapas, buscando las necesidades fundamentales.

Faustina Alves dijo que hay un proyecto en el país que facilita la construcción de viviendas sociales mínimas con material local, en Icolo y Bengo, para albergar a estas familias, seguido de inclusión productiva según la zona que sea propicia para la práctica de la agricultura y avicultura.

El proyecto se divide en tres etapas: sensibilización, planificación y ejecución y seguimiento y evaluación, estando alineado con el Plan Nacional de Desarrollo 2018/2022 y la Agenda 20/30 de Naciones Unidas.

 

El proyecto, que se desarrollará en las provincias de Luanda y Bengo, entre Junio de 2021 y Agosto de 2022, tiene como objetivo resolver problemas locales centrados en educación, medio ambiente, salud, saneamiento básico y equidad social, con el establecimiento de sinergias entre educación, creando una Contexto socioeducativo activo y dinámico que genera prácticas sustentables para el estilo de vida de la comunidad.

En la provincia de Luanda, el proyecto se desarrollará en las localidades de Cassaka 2, en Calumbo (Viana), Tande 2, en Cacuaco, Sangano y Bom Jesus, en Icolo y Bengo, mientras que en la provincia de Bengo será en la comuna de Kikabo.

Según el secretario permanente de UNESCO-Angola, Alexandre Costa, se trata de un proyecto de interconexión.

“Vamos a intentar unir varios programas que ya existen en las comunidades y tratar de integrar e identificar nuevas fuerzas dentro de ellas para que sean sostenibles”, enfatizó.

Con este proyecto, añadió, ya se han identificado algunas debilidades en la provincia de Bengo y se pretende crear sinergias para que la población pueda apostar por formas sostenibles de sustentar la vida.

Sin adelantar el número de beneficiarios, el funcionario dijo que se está realizando una encuesta de necesidades, ya que las comunidades varían mucho y los principales desafíos están relacionados con la falta de escuelas, puestos de salud, saneamiento deficiente, desempleo, niñas en edad escolar con niños que necesitan ser atendidos de manera única por todos los sectores que trabajan por la población.

Para la ministra Faustina Alves, el proyecto tiene piernas para ir, porque integra a la comunidad, tiene una acción multisectorial y objetivos bien definidos, destacando que debe llevarse a cabo por etapas, buscando las necesidades fundamentales.

Faustina Alves dijo que hay un proyecto en el país que facilita la construcción de viviendas sociales mínimas con material local, en Icolo y Bengo, para albergar a estas familias, seguido de inclusión productiva según la zona que sea propicia para la práctica de la agricultura y avicultura.

El proyecto se divide en tres etapas: sensibilización, planificación y ejecución y seguimiento y evaluación, estando alineado con el Plan Nacional de Desarrollo 2018/2022 y la Agenda 20/30 de Naciones Unidas.