Zaire: Ciudadanos de la RDC violan la frontera para cultivar Mariguana

Mbanza Kongo - La Policía de la Guardia de Fronteras de Angola (PGFA), en el municipio de Nóqui, provincia de Zaire, arrestó este martes a 20 ciudadanos de la República Democrática del Congo (RDC) que se dedicaban al cultivo de Mariguana en el territorio nacional.

Según el portavoz del Comando Provincial de la Policía Nacional de Zaire, inspector jefe Luís Bernardo, los congoleños democráticos de la vecina ciudad de Matadi fueron detenidos en seis plantaciones de este estupefaciente, fruto de una denuncia de nacionales.

El funcionario explicó que otros integrantes del grupo huyeron, apenas se dieron cuenta del acercamiento de la policía, quienes luego desarraigaron y quemaron las plantas, con la ayuda de los involucrados.

Según el portavoz, los congoleños democráticos ya han sido deportados a su país, mientras que la policía trabaja para concienciar a los ciudadanos nacionales que viven en la zona fronteriza para que sigan denunciando todos los delitos transfronterizos.

Según el responsable, que habló con Angop, estas prácticas son recurrentes en la frontera de esta provincia con la República Democrática del Congo, incluida la caza furtiva y la tala indiscriminada de árboles para la fabricación de carbón vegetal.

La gran extensión de la frontera entre Zaire y la República Democrática del Congo y la falta de recursos operativos y humanos impiden un control efectivo de esta línea fronteriza, justificó Luís Bernardo, quien también es portavoz de la Delegación del Ministerio del Interior en Zaire.

Luís Bernardo recordó que un acto similar ocurrió a principios de enero de este año en Cuimba, otro municipio fronterizo con la República Democrática del Congo, y culminó con la destrucción de 1,559 pies de mariguana.

De Enero a Diciembre de 2020, según la fuente, el Servicio de Investigación Criminal (SIC) de la región desactivó y destruyó cinco grandes áreas de siembra de este producto en los municipios de Nzeto, Tomboco y Cuimba, involucrando a ciudadanos nacionales.

Zaire comparte una frontera de 310 kilómetros con la República Democrática del Congo, a través de los municipios de Mbanza Kongo, Cuimba y Nóqui y Soyo.

Según el portavoz del Comando Provincial de la Policía Nacional de Zaire, inspector jefe Luís Bernardo, los congoleños democráticos de la vecina ciudad de Matadi fueron detenidos en seis plantaciones de este estupefaciente, fruto de una denuncia de nacionales.

El funcionario explicó que otros integrantes del grupo huyeron, apenas se dieron cuenta del acercamiento de la policía, quienes luego desarraigaron y quemaron las plantas, con la ayuda de los involucrados.

Según el portavoz, los congoleños democráticos ya han sido deportados a su país, mientras que la policía trabaja para concienciar a los ciudadanos nacionales que viven en la zona fronteriza para que sigan denunciando todos los delitos transfronterizos.

Según el responsable, que habló con Angop, estas prácticas son recurrentes en la frontera de esta provincia con la República Democrática del Congo, incluida la caza furtiva y la tala indiscriminada de árboles para la fabricación de carbón vegetal.

La gran extensión de la frontera entre Zaire y la República Democrática del Congo y la falta de recursos operativos y humanos impiden un control efectivo de esta línea fronteriza, justificó Luís Bernardo, quien también es portavoz de la Delegación del Ministerio del Interior en Zaire.

Luís Bernardo recordó que un acto similar ocurrió a principios de enero de este año en Cuimba, otro municipio fronterizo con la República Democrática del Congo, y culminó con la destrucción de 1,559 pies de mariguana.

De Enero a Diciembre de 2020, según la fuente, el Servicio de Investigación Criminal (SIC) de la región desactivó y destruyó cinco grandes áreas de siembra de este producto en los municipios de Nzeto, Tomboco y Cuimba, involucrando a ciudadanos nacionales.

Zaire comparte una frontera de 310 kilómetros con la República Democrática del Congo, a través de los municipios de Mbanza Kongo, Cuimba y Nóqui y Soyo.