Controladores de tráfico aéreo aseguran el espacio nacional

 
  
  • Uma torre de controlo de tráfego aéreo
Luanda - La vigilancia del espacio aéreo nacional aún se realiza mediante un sistema de control analógico, pero que garantiza la integridad y gestión del tráfico espacial y terrestre, dijo este martes, la jefa de la Torre de Control de Luanda, Heraclides dos Santos.

En declaraciones a la ANGOP, refiriéndose al Día Internacional del Controlador de Tráfico Aéreo, que se celebra hoy (20 de Octubre), la gestora hizo una valoración positiva del control del tráfico aéreo en Angola, a pesar de las limitaciones que enfrenta el sector.

Según la responsable, el control del tráfico aéreo en Angola es convencional, es decir, sin radar, pero de manera coordinada, segura y ágil para la aeronave. “Es uno de los sistemas más antiguos en uso. El país nunca ha operado la migración al sistema digital por radar”, lamentó.

Para el controlador de tráfico aéreo, el trabajo se realiza con normalidad y seguridad, pero existen varias limitaciones en el día a día, especialmente en la calidad y velocidad de la información entre la torre y los pilotos.

 Aun así, dijo la fuente, logramos cumplir con los objetivos de nuestra misión, que básicamente pasa por evitar colisiones entre aeronaves y gestionar el tráfico de manera coordinada, segura y ágil.

Respecto al sistema de vigilancia por radar, el responsable de la torre dijo que transmite más seguridad, ya que permite proyecciones 3D en una pantalla, lo que hoy en día es fundamental para el ejercicio en el sector.

“El radar es un control evolucionado que permite un mejor seguimiento del flujo de las aeronaves dentro de la frecuencia y con más información espacial”, explicó, señalando que la mayoría de los países ya utilizan radar, además de los de África Austral, donde ya no está disponible. .Utiliza el componente convencional.

Respecto al horizonte para la aplicación de un radar, el interlocutor dijo que no existirá pronto.

En Angola, dijo, el servicio de control del tráfico aéreo, a través de una torre de control, se realiza solo en tres provincias, Luanda, Benguela (Catumbela), Huila (Lubango) y Cabinda. Los otros reportan información de vuelos y reciben autorización de Luanda, la capital del país.

La Empresa Nacional de Navegación Aérea (ENNA), a nivel nacional, tiene bajo control a 94 controladores de Tránsito Aéreo, de los cuales 76 en Luanda, entre estos 22 son mujeres.

Según el especialista, el programa de actividades para celebrar la fecha, comenzó el lunes, con charlas, entre otras, reservando un almuerzo para socializar entre los integrantes de la clase.

Angola inició, desde 2013, el Programa de Control y Gestión del Espacio Aéreo Civil (PGCEAC), que tiene como objetivo modernizar la seguridad operacional en la navegación aérea, así como una mejor calidad de los servicios de control del tráfico aéreo en la región.

El Día Internacional del Controlador de Tránsito Aéreo se estableció en 1960 para honrar al profesional responsable de administrar, organizar y monitorear el tráfico de aeronaves en el espacio aéreo con el fin de prevenir colisiones.

Este evento, en Grecia, vio la creación de la Federación Internacional de Controladores de Tránsito Aéreo (IFATCA, en inglés, Federación Internacional de Asociaciones de Controladores de Tránsito Aéreo).

Regulación y complejidad del servicio

Para los países signatarios del Convenio de Chicago (también conocido como Convenio sobre Aviación Civil Internacional), la función del controlador de tránsito aéreo se reconoce como una profesión.

Esta actividad se vuelve cada vez más compleja, debido al creciente número de aeronaves que atraviesan el espacio aéreo y la aparición de aeronaves cada vez más modernas y rápidas, que vuelan junto a otras más antiguas y lentas.

Los controladores de tráfico aéreo necesitan una variedad de habilidades para llevar a cabo su trabajo de manera eficiente.

Los controladores de tráfico aéreo son aquellos que permanecen en las torres de control, que existen en todos los aeropuertos. Son los encargados de expedir los permisos de despegue y aterrizaje de las aeronaves, por lo que entran en contacto con los pilotos.

Por tanto, el controlador de tráfico aéreo es la persona que organiza y supervisa el tráfico de aeronaves en el espacio aéreo correspondiente, de modo que no haya colisiones entre aeronaves.

También es su responsabilidad apoyar a los pilotos en caso de problemas durante el vuelo. El profesional debe tener algunos requisitos para actuar como controlador aéreo como concentración, responsabilidad, control emocional, pensamiento rápido, así como capacidad para actuar en diferentes turnos y capacidad rápida para adaptarse a los cambios operativos.

Para convertirse en controlador de tránsito aéreo es necesario adquirir conocimientos, entre otros, en las siguientes áreas: Meteorología, navegación aérea, geografía (socorro y accidentes geográficos en la región), idioma inglés, reconocimiento y desempeño de aeronaves, normativa de tránsito aéreo.

Responsabilidad y áreas de actuación

El controlador de tránsito aéreo tiene un enorme grado de responsabilidad. Un fallo podría significar la pérdida simultánea de cientos de vidas. Entre los servicios que brindan a las aeronaves, el Radar Vectoring es el que otorga al controlador el mayor nivel de responsabilidad.

En el acto de brindar este servicio, el controlador literalmente se hace cargo de la navegación de la aeronave, transmitiendo instrucciones de velocidad, rumbo y altitudes a ser realizadas por el piloto.

Además de la seguridad de los pasajeros y la tripulación, las acciones del controlador, ya sean adecuadas o inadecuadas, pueden significar, respectivamente, ahorros o pérdidas para las aerolíneas y para la aviación general.

Ahora se sabe que las crisis del sector aéreo pueden afectar la vida política, comercial y social de un país. Porque el avión ya no es un transporte solo para personas de vacaciones y se ha convertido en el medio de transporte más importante.

En declaraciones a la ANGOP, refiriéndose al Día Internacional del Controlador de Tráfico Aéreo, que se celebra hoy (20 de Octubre), la gestora hizo una valoración positiva del control del tráfico aéreo en Angola, a pesar de las limitaciones que enfrenta el sector.

Según la responsable, el control del tráfico aéreo en Angola es convencional, es decir, sin radar, pero de manera coordinada, segura y ágil para la aeronave. “Es uno de los sistemas más antiguos en uso. El país nunca ha operado la migración al sistema digital por radar”, lamentó.

Para el controlador de tráfico aéreo, el trabajo se realiza con normalidad y seguridad, pero existen varias limitaciones en el día a día, especialmente en la calidad y velocidad de la información entre la torre y los pilotos.

 Aun así, dijo la fuente, logramos cumplir con los objetivos de nuestra misión, que básicamente pasa por evitar colisiones entre aeronaves y gestionar el tráfico de manera coordinada, segura y ágil.

Respecto al sistema de vigilancia por radar, el responsable de la torre dijo que transmite más seguridad, ya que permite proyecciones 3D en una pantalla, lo que hoy en día es fundamental para el ejercicio en el sector.

“El radar es un control evolucionado que permite un mejor seguimiento del flujo de las aeronaves dentro de la frecuencia y con más información espacial”, explicó, señalando que la mayoría de los países ya utilizan radar, además de los de África Austral, donde ya no está disponible. .Utiliza el componente convencional.

Respecto al horizonte para la aplicación de un radar, el interlocutor dijo que no existirá pronto.

En Angola, dijo, el servicio de control del tráfico aéreo, a través de una torre de control, se realiza solo en tres provincias, Luanda, Benguela (Catumbela), Huila (Lubango) y Cabinda. Los otros reportan información de vuelos y reciben autorización de Luanda, la capital del país.

La Empresa Nacional de Navegación Aérea (ENNA), a nivel nacional, tiene bajo control a 94 controladores de Tránsito Aéreo, de los cuales 76 en Luanda, entre estos 22 son mujeres.

Según el especialista, el programa de actividades para celebrar la fecha, comenzó el lunes, con charlas, entre otras, reservando un almuerzo para socializar entre los integrantes de la clase.

Angola inició, desde 2013, el Programa de Control y Gestión del Espacio Aéreo Civil (PGCEAC), que tiene como objetivo modernizar la seguridad operacional en la navegación aérea, así como una mejor calidad de los servicios de control del tráfico aéreo en la región.

El Día Internacional del Controlador de Tránsito Aéreo se estableció en 1960 para honrar al profesional responsable de administrar, organizar y monitorear el tráfico de aeronaves en el espacio aéreo con el fin de prevenir colisiones.

Este evento, en Grecia, vio la creación de la Federación Internacional de Controladores de Tránsito Aéreo (IFATCA, en inglés, Federación Internacional de Asociaciones de Controladores de Tránsito Aéreo).

Regulación y complejidad del servicio

Para los países signatarios del Convenio de Chicago (también conocido como Convenio sobre Aviación Civil Internacional), la función del controlador de tránsito aéreo se reconoce como una profesión.

Esta actividad se vuelve cada vez más compleja, debido al creciente número de aeronaves que atraviesan el espacio aéreo y la aparición de aeronaves cada vez más modernas y rápidas, que vuelan junto a otras más antiguas y lentas.

Los controladores de tráfico aéreo necesitan una variedad de habilidades para llevar a cabo su trabajo de manera eficiente.

Los controladores de tráfico aéreo son aquellos que permanecen en las torres de control, que existen en todos los aeropuertos. Son los encargados de expedir los permisos de despegue y aterrizaje de las aeronaves, por lo que entran en contacto con los pilotos.

Por tanto, el controlador de tráfico aéreo es la persona que organiza y supervisa el tráfico de aeronaves en el espacio aéreo correspondiente, de modo que no haya colisiones entre aeronaves.

También es su responsabilidad apoyar a los pilotos en caso de problemas durante el vuelo. El profesional debe tener algunos requisitos para actuar como controlador aéreo como concentración, responsabilidad, control emocional, pensamiento rápido, así como capacidad para actuar en diferentes turnos y capacidad rápida para adaptarse a los cambios operativos.

Para convertirse en controlador de tránsito aéreo es necesario adquirir conocimientos, entre otros, en las siguientes áreas: Meteorología, navegación aérea, geografía (socorro y accidentes geográficos en la región), idioma inglés, reconocimiento y desempeño de aeronaves, normativa de tránsito aéreo.

Responsabilidad y áreas de actuación

El controlador de tránsito aéreo tiene un enorme grado de responsabilidad. Un fallo podría significar la pérdida simultánea de cientos de vidas. Entre los servicios que brindan a las aeronaves, el Radar Vectoring es el que otorga al controlador el mayor nivel de responsabilidad.

En el acto de brindar este servicio, el controlador literalmente se hace cargo de la navegación de la aeronave, transmitiendo instrucciones de velocidad, rumbo y altitudes a ser realizadas por el piloto.

Además de la seguridad de los pasajeros y la tripulación, las acciones del controlador, ya sean adecuadas o inadecuadas, pueden significar, respectivamente, ahorros o pérdidas para las aerolíneas y para la aviación general.

Ahora se sabe que las crisis del sector aéreo pueden afectar la vida política, comercial y social de un país. Porque el avión ya no es un transporte solo para personas de vacaciones y se ha convertido en el medio de transporte más importante.