Trabajadores del CFB en huelga

  • Comboio dos Caminhos-de-Ferro de Benguela
Lobito - Los trabajadores del Ferrocarril de Benguela iniciaron este jueves un paro de seis días, debido a un desacuerdo con la dirección de la empresa respecto al aumento salarial del 50% y el suministro de una canasta básica mensual.

Según el secretario general del Sindicato de Transportes y Telecomunicaciones, Bernardo Henrique, la oferta de la empresa de aumentar un seis por ciento para los que ganan los salarios más altos y el 12 para los más bajos no influye en el poder adquisitivo de los trabajadores.

“Ofrecer la canasta básica de alimentos cada dos meses tampoco ayuda, ya que el salario es muy bajo. Hay quienes ganan 39.000 kwanzas ”, dijo.

Dijo, por otro lado, que para garantizar los servicios mínimos, se planificaron dos trenes en la frecuencia Lobito/Benguela, uno a las 6:25 am y el otro a las 3:00 pm, así como servicios de limpieza en las instalaciones de la empresa. y la seguridad de la propiedad en general.

Denunció que la directiva está solicitando la provisión de trabajadores jubilados para llenar el horario de otros trenes, precisando que "hoy partió un tren de carga con destino a Luena, provincia de Moxico, que transportaba cemento".

Bernardo Henrique confirmó, no obstante, que había recibido una convocatoria de la empresa para una reunión, este viernes, con el Consejo de Administración, que contará con la participación del ministro de Transportes, Ricardo D’Aberu.

"Vamos a escuchar lo que tiene que decirnos el ministro y también vamos a presentar nuestras propuestas, porque lo importante es llegar a un entendimiento y hacer que la empresa funcione como debe ser", dijo.

Recordó que las quejas de los trabajadores comenzaron en diciembre del año pasado y ya se han realizado reuniones al más alto nivel, es decir, con el secretario de Estado de Transportes y Telecomunicaciones, António Custódio, por videoconferencia, y más recientemente con el gobernador provincial, Luís Nunes, para resolver la disputa entre las dos partes.

En tanto, el portavoz de la Junta Directiva de la CFB, António Hungulo, contactado por la prensa, dijo que es normal que existan diferencias entre empresarios y trabajadores, pero que debe prevalecer el sentido común por el bien de la empresa.

El funcionario informó que la huelga no tuvo un apoyo masivo y que la Junta Directiva permanece abierta al diálogo.

Para él, cualquier trabajador que se sienta perjudicado, dentro de sus funciones, debe buscar la dirección de Recursos Humanos para conocer sus derechos y evitar la especulación.

CFB es la mayor empresa ferroviaria de Angola, que atraviesa el país desde la ciudad costera de Lobito, en la provincia de Benguela, hasta Luau (Moxico), con 67 estaciones y 1.866 kilómetros de vía férrea.

Según el secretario general del Sindicato de Transportes y Telecomunicaciones, Bernardo Henrique, la oferta de la empresa de aumentar un seis por ciento para los que ganan los salarios más altos y el 12 para los más bajos no influye en el poder adquisitivo de los trabajadores.

“Ofrecer la canasta básica de alimentos cada dos meses tampoco ayuda, ya que el salario es muy bajo. Hay quienes ganan 39.000 kwanzas ”, dijo.

Dijo, por otro lado, que para garantizar los servicios mínimos, se planificaron dos trenes en la frecuencia Lobito/Benguela, uno a las 6:25 am y el otro a las 3:00 pm, así como servicios de limpieza en las instalaciones de la empresa. y la seguridad de la propiedad en general.

Denunció que la directiva está solicitando la provisión de trabajadores jubilados para llenar el horario de otros trenes, precisando que "hoy partió un tren de carga con destino a Luena, provincia de Moxico, que transportaba cemento".

Bernardo Henrique confirmó, no obstante, que había recibido una convocatoria de la empresa para una reunión, este viernes, con el Consejo de Administración, que contará con la participación del ministro de Transportes, Ricardo D’Aberu.

"Vamos a escuchar lo que tiene que decirnos el ministro y también vamos a presentar nuestras propuestas, porque lo importante es llegar a un entendimiento y hacer que la empresa funcione como debe ser", dijo.

Recordó que las quejas de los trabajadores comenzaron en diciembre del año pasado y ya se han realizado reuniones al más alto nivel, es decir, con el secretario de Estado de Transportes y Telecomunicaciones, António Custódio, por videoconferencia, y más recientemente con el gobernador provincial, Luís Nunes, para resolver la disputa entre las dos partes.

En tanto, el portavoz de la Junta Directiva de la CFB, António Hungulo, contactado por la prensa, dijo que es normal que existan diferencias entre empresarios y trabajadores, pero que debe prevalecer el sentido común por el bien de la empresa.

El funcionario informó que la huelga no tuvo un apoyo masivo y que la Junta Directiva permanece abierta al diálogo.

Para él, cualquier trabajador que se sienta perjudicado, dentro de sus funciones, debe buscar la dirección de Recursos Humanos para conocer sus derechos y evitar la especulación.

CFB es la mayor empresa ferroviaria de Angola, que atraviesa el país desde la ciudad costera de Lobito, en la provincia de Benguela, hasta Luau (Moxico), con 67 estaciones y 1.866 kilómetros de vía férrea.