Sábado, 16 de Janeiro de 2021
    |  Fale connosco  |   Assinante    
 

Gobierno quiere madera procesada en Cuando Cubango


18 de junio, 2020 - 09:48hs - Actualizado 18 de junio, 2020 - 09:48hs

Menongue - El sesenta por ciento de la madera explorada en Cuando Cubango debe transformarse localmente, para crear nuevos empleos para los jóvenes y desarrollar la industria de muebles, escuelas y equipos hospitalarios, dijo el martes el gobernador provincial, Julio Bessa.


Según el comunicado de prensa del gobierno al que Angop tuvo acceso, la decisión surgió de una reunión que el gobernador sostuvo con la Asociación de Maderero de Cuando Cubango (AMCC), donde trataron, entre otros aspectos, del corte, transportación y comercialización de la madera en la región.

También menciona que la asociación recibió instrucciones de llevar a cabo una selección de empresas legales e ilegales que ejercen la actividad y establecer una asociación con el departamento local del Instituto de Desarrollo Forestal (FDI) para definir nuevos procedimientos.

Las partes deberían inspeccionar la madera cortada en campañas de 2017 a 2019, que todavía existe en el bosque y organizar un mercado legal para la venta del producto a los industriales, que no tienen licencias para su explotación, agregó.

Explica que los nuevos moldes y procedimientos implicarán el reemplazo de licencias por contratos de concesión para áreas previamente y técnicamente definidas para la explotación de madera, así como la prohibición de la circulación de camiones cargados con madera que pesan más de 14 toneladas, en las carreteras principales, secundaria y terciaria, incluidos puentes y pontones.

En la reunión, se recomendó un estudio detallado de las áreas limítrofes donde las empresas no pueden explotar la madera, confirmando claramente las áreas del Proyecto Okavango-Zambeze, teniendo en cuenta que el turismo es una de las vocaciones de la provincia.

La tala en la provincia de Cuando Cubango fue suspendida en Noviembre del año pasado debido a varias irregularidades por parte de los madereros y la imposibilidad de aumentar, en las áreas de corte, el componente social en beneficio de la población local, entre otras razones.