Sexta, 15 de Janeiro de 2021
    |  Fale connosco  |   Assinante    
 

Navío pesquero incautado con 800 toneladas de jurel


02 de julio, 2020 - 17:15hs - Actualizado 02 de julio, 2020 - 17:14hs

Lobito - Un barco pesquero de gran porte, hecho en Rusia, fue incautado hoy, jueves, en la bahía de Lobito, provincia de Benguela, con 1250 toneladas de peces diferentes, incluyendo 800 jureles, cuya captura está prohibida en el período entre Junio y Agosto.


El buque "Olutorsky", con licencia de las autoridades angoleñas para la pesca de arrastre pelágico, llamó a Porto do Lobito para transferir el pescado, para ser transportado por otro, a Luanda.

Según el director provincial de Agricultura y Pesca, José Gomes da Silva, la tripulación cometió dos infracciones: la primera relacionada con la captura de jurel en el período veda, del 1 de Junio al 31 de Agosto, y la segunda por falsificar datos, como los documentos se referían a la captura de pescado "cavala".

Cuando se le preguntó sobre los pasos posteriores, el director confirmó que el proceso de incautación y el destino del pescado dependerán de la decisión del Gobierno Provincial.

El barco, que navega bajo la bandera de Camerún, tiene una longitud de 104.50 metros y un calado de 16 metros y transporta a 90 miembros de la tripulación, incluidos rusos y ucranianos.

A su vez, el jefe del Centro Regional de Inspección de Pesca y Acuicultura, Anjo da Costa, reveló que esta es la primera vez este año que un barco pesquero de ese tamaño ha sido incautado en Lobito.

Según él, el propietario del buque corre el riesgo de pagar las dos infracciones, una multa que podría superar los 20 millones de Kwanzas.

“A menudo hemos detenido embarcaciones artesanales por diversas violaciones. Por el momento, tenemos siete buques bajo nuestra custodia”, garantizó el jefe del Centro de Pesca.

Las infracciones cometidas por los pescadores artesanales están relacionadas con la transgresión de las millas estipuladas por el ministerio, alrededor de cuatro, la falta de documentos y el pago de tarifas y la ausencia de equipos de seguridad.