Domingo, 29 de Novembro de 2020
    |  Fale connosco  |   Assinante    
 

Ministro quiere programas agrícolas resilentes


29 de octubre, 2020 - 12:16hs - Actualizado 29 de octubre, 2020 - 01:29hs

Campo de producción de tomate en Huila Foto: Morais Silva

Luanda - El ministro de Relaciones Exteriores, Téte António, destacó este miércoles la necesidad de construir y hacer resilentes los sistemas agrícolas y pesqueros, en el contexto actual marcado por la pandemia Covid-19, las plagas y el cambio climático.


Según el ministro, que habló en la abertura de la 31ª  sesión de la Conferencia Regional de la FAO para África, la agricultura, con alrededor del 80 por ciento de la fuerza productiva en la Región Austral, sigue siendo la principal fuente de sustento para la mayoría de los ciudadanos de los países del subregión.

Según el gobernante, la crisis provocada por la pandemia Covid-19 expuso, nuevamente, la vulnerabilidad de la subregión a choques externos, ya que la mayoría de las rutas de oferta y demanda están vinculadas a algunos epicentros de Coronavirus.

“En consecuencia, los esfuerzos concertados a nivel multilateral son fundamentales para trabajar en un programa común que tenga como objetivo garantizar la seguridad alimentaria y sistemas agroalimentarios sostenibles, por lo que recomendamos una mejor coordinación en la provisión de asistencia técnica, capacitación y financiamiento para el efecto”, reforzó Téte António.

Para Téte António, con la erradicación del hambre y la pobreza consagradas en los objetivos 1 y 2 de los ODS y en la Agenda 2030 de Naciones Unidas, la FAO es el socio fundamental en la articulación e implementación de acciones coordinadas encaminadas a enfrentar desafíos, tanto a nivel nacional, regional y mundial, especialmente en lo que respecta a la seguridad alimentaria y la nutrición en África.

El continente africano, dijo, enfrenta desafíos complejos y multifacéticos que requieren un aumento exponencial de su productividad agrícola, capaz de incrementar los ingresos de los pequeños productores de alimentos, en particular las mujeres, los agricultores de subsistencia, los pastores y los pescadores, incluso a través de la garantía de igualdad de acceso a la tierra y otros recursos productivos como el conocimiento, los servicios financieros, los mercados y las oportunidades para agregar valor y empleo.

El ministro expresó que se debe fortalecer el Fondo Fiduciario de Solidaridad Africana, ya que es un instrumento fundamental en la materialización de varios proyectos que ofrecen oportunidades a los agricultores con pequeñas agro inversiones.

Afirmó que, como miembro de pleno derecho de la FAO, Angola otorga gran importancia a esta organización y pretende seguir teniendo una participación dinámica en la labor desarrollada, incluso a través de la inserción de cuadros nacionales en esta agencia del sistema de Naciones Unidas.

Destaca el papel de la FAO en la reintegración social de las familias angoleñas, en el período posconflicto, contribuyendo a impulsar la agricultura familiar, entre otros.

Téte António afirmó que el Presidente de la República, João Lourenço, viene impulsando reformas estructurales, que han mejorado el entorno empresarial en el país, creando condiciones favorables para atraer mayor inversión extranjera directa a favor de la diversificación de la economía, con el sector agrícola jugando un papel protagónico.