Quarta, 25 de Novembro de 2020
    |  Fale connosco  |   Assinante    
 

Regreso a clases, vuelve al "orden del día"


25 de agosto, 2020 - 13:33hs - Actualizado 25 de agosto, 2020 - 13:34hs

Covid-19 evita que los estudiantes regresen a clases Foto: Rosário dos Santos

Luanda - El problema del regreso a la escuela volvió a estar en la "orden del día", la semana pasada, luego de que el Gobierno angoleño reafirmara su intención de reabrir las escuelas, a partir de Septiembre, a pesar de los altos niveles de contaminación por COVID-19.


Cinco meses después de la suspensión, las autoridades gubernamentales están considerando "liberar" el reinicio de clases presenciales, en todo el territorio, una medida que, por ahora, no ha acogido a cientos de padres, tutores y profesores.

En cuestión, según estos padres y maestros, escuchados por la ANGOP, continúan los mismos problemas mencionados en Julio pasado: falta de condiciones de bioseguridad en la mayoría de las escuelas primarias y secundarias en el país.

Para asegurar la creación de las condiciones básicas, el Ministerio de Educación instruyó hace dos semanas a los docentes del sector público a participar en algunas actividades preparatorias, en persona, para que el país responda adecuadamente al problema.

El pasado martes, el secretario de Estado de Educación Secundaria, Gildo Matias, consideró, en un encuentro con líderes y socios del sector educativo, que era impensable cancelar el curso académico 2020.

Según el director, "se crean las condiciones para la reanudación de las actividades docentes" y existen medios de bioseguridad para combatir y prevenir la Covid-19, en las instituciones públicas.

La declaración de Gildo Matias llega en un momento en el que el número de casos positivos sigue aumentando en Angola, "reavivando", cada día, el miedo de padres, alumnos y profesores.

Angola cerró la semana con un acumulado de 2.171 casos positivos, registrados desde Marzo último, de los cuales 818 recuperados, 96 muertos y 1.257 activos.

Entre los activos, cuatro se encuentran en estado crítico, con ventilación mecánica invasiva, 13 en estado grave, 32 moderado, 40 con síntomas leves y 1.168 asintomáticos.

Además de Luanda, que ya cuenta con una circulación comunitaria del virus, varias otras provincias del país han registrado casos de contagios, situación que aumenta el temor a posibles contagios masivos en las escuelas.

Consciente de esta compleja situación, la ministra de Estado para el Área Social, Carolina Cerqueira, anunció la semana última que el Gobierno está escuchando a los interlocutores sociales para combinar ideas, con miras a que los alumnos vuelvan a la escuela.

Agregó que el grupo técnico nacional está realizando una encuesta sobre las ventajas y desventajas de la reapertura de escuelas, en el contexto actual, destacando ser conscientes de que los niños tienen más probabilidades de contaminarse.

Según Carolina Cerqueira, Angola es sensible a las directrices del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, y Unicef, sobre la necesidad de reabrir escuelas, pero está atento a las preocupaciones de las familias por los riesgos.

Si bien, muchos padres y docentes reafirman que aún no existen condiciones de saneamiento básico en las escuelas, premisa indispensable para combatir el Covid-19.

Pese a los llamamientos del portugués António Guterres, a los Estados para que permitan el regreso de los estudiantes a las aulas, en Angola los padres no se "desarman" y continúan contra el regreso de los niños a la escuela, por ahora.

Los encargados de educación afirman que, en la etapa actual, con el país anunciando a diario nuevos casos positivos, "no hay condiciones para ello", e incluso hay quienes ya sugieren la cancelación del año académico.

Al respecto, António Pacavira, presidente de la Asociación Nacional de Educación Privada (ANEP), dijo a la ANGOP que "físicamente no se crean las condiciones".

El dirigente sindical sugirió que, en la coyuntura actual, el Gobierno opte por la docencia semipresencial, vía online, para quienes tienen acceso a internet, y por la entrega semanal, por las instituciones educativas, de material físico para quienes no tienen internet.