Sábado, 28 de Novembro de 2020
    |  Fale connosco  |   Assinante    
 

Rusia y África discuten estrategia en Sochi


21 de octubre, 2019 - 16:35hs - Actualizado 21 de octubre, 2019 - 16:56hs

Arteria de la ciudad de Moscú, Rusia Foto: Rosário dos Santos

Sochi - Líderes de, por lo menos, 50 países africanos, son esperados a partir de hoy (21), en Sochi, para participar, los días 23 y 24 de este mes, en la Cumbre África-Rusia.


Se trata de una importante reunión para revisar la estrategia de cooperación entre los gobiernos de África y las autoridades rusas, que pretenden, con ese evento, construir nuevas alianzas y reafirmar su influencia en el "continente cuna".

La Cumbre persigue, entre otras finalidades, destacar la expansión de la cooperación política, económica, técnica y cultural entre África y Rusia.

En este encuentro, en que Angola se hará representar por una delegación gubernamental encabezada por el Presidente de la República, João Lourenço, Rusia procura revivir los relacionamientos de la era soviética y reforzar su influencia global.

Se prevé que, además de los líderes de Estados tradicionalmente colaboradores de este país europeo, como Angola y Etiopía, estén en la Cumbre otros gobiernos cuya relación con Rusia haya sido menos intensa, como el de Nigeria y de Ghana.

Según las autoridades rusas, esta será la primera Cumbre de ese nivel en la historia de las relaciones ruso-africanas, por lo que se espera por la presencia de jefes de todos los estados de África, y de líderes de las principales asociaciones y organizaciones          subregionales.

Ese formato de evento internacional ya fue realizado por China, por los EE.UU, por la UE, India, Francia, Turquía, Corea del Sur y por Japón.

 

El Presidente egipcio y líder de la Unión Africana (UA), Abdel Fattah Al-Sisi, será el co-presidente de la Cumbre, a pedido de Vladimir Putin, Presidente de Rusia.

Durante las reuniones plenarias de la Cumbrea, se pretende discutir una vasta gama de cuestiones del programa internacional, de mayor interés para Rusia y los países africanos.

La Cumbre dará atención especial al estado y a las perspectivas de las relaciones de Rusia con los estados del continente africano, pasando en revista el desarrollo de la cooperación en los dominios político, económico, humanitario y cultural.

Las partes procurarán, en el encuentro, formas de desarrollo acelerado y sistémico de todo el conjunto de la cooperación ruso-africana.

Para tal, está previsto un intercambio de opiniones detallado sobre la elaboración de medidas acordadas para combatir el terrorismo, la criminalidad transfronteriza, entre otros desafíos, como las amenazas a la seguridad regional y global.

Con base en los resultados de la Cumbre, se prevé la aprobación de un documento conjunto.

"Es una chance de revivir los relacionamientos de la era soviética y construir nuevas alianzas, reforzando la influencia global de Moscú ante el enfrentamiento con el Occidente", escribe Vladimir Putin, en el site oficial de la organización.

La idea de realizar la primera Cúpula Rusia-África fue iniciada por el presidente ruso, al margen de la cúpula del BRICS, en Joanesburgo, en julio de 2018.

Pero la decisión fue precedida por un largo proceso de negociaciones que llevó cerca de 10 años.

La reunión de este año surge en un contexto favorable para los africanos y para Rusia, que muestra interés en formar nuevas alianzas internacionales, teniendo como colaborador estratégico a África, una de las regiones económicas en desarrollo más rápido del mundo.