Sexta, 27 de Novembro de 2020
    |  Fale connosco  |   Assinante    
 

PR reconoce impacto negativo de Covid-19


23 de septiembre, 2020 - 09:47hs - Actualizado 23 de septiembre, 2020 - 13:23hs

Presidente João Lourenço discursa, por vídeoconferencia, en la 75ª sesión de la ONU. Foto: Cedida pela fonte

Luanda - El Presidente de la República, João Lourenço, admitió el martes, que las esperanzas de reestructuración de la Economía Nacional "no se van a materializar en breve trecho", debido a las condicionantes de la Covid-19.


Al intervenir en el debate general de la 75ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el Jefe de Estado angoleño afirmó que la pandemia afectó la economía del país, impidiendo los servicios vitales.

De acuerdo con João Lourenço, la Covid-19 desarticuló la cadena productiva, afectó los precios de los principales productos de exportación y desencadenó niveles de desempleo bastante altos, una situación social preocupante.

"Nuestras esperanzas de comenzar a obtener resultados positivos tras el esfuerzo de reestructuración de la Economía Nacional, realizado en un contexto en que tuvimos que aplicar medidas difíciles y con impacto bastante duro sobre la vida de las poblaciones, no se van a lograr a breve trecho", expresó.

De acuerdo con el Presidente, los recursos dispuestos para financiar el sector productivo de la economía angoleña, dentro de la lógica de su recuperación, tuvieron que ser desviados, ante el contexto actual, para atender a las necesidades de bioseguridad y otras de carácter epidemiológicos urgentes.

"En este ámbito, fuimos obligados a crear, muy rápidamente, centros para albergar personas en situación de cuarentena institucional en todo el país, pertrechar los hospitales nacionales con equipos fundamentales para las urgencias médicas ligadas a la Covid-19", refirió.

De igual modo, dijo qne las autoridades tuvieron que crear centros hospitalarios con capacidad para atender un eventual brote de la pandemia y otras estructuras afines, em Angola.

Este problema sanitario global, dijo João Lourenço, paralizó toda la dinámica que se proyectó en términos de retomada de la economía mundial, que tras la crisis económica, iniciada en 2008, emitía señales animadoras de recuperación, muy particularmente en países en vías de desarrollo, como el caso de Angola.

El Jefe de Estado destacó, también, el apoyo solidario de otros países, organizaciones internacionales, de empresas y organizaciones no gubernamentales nacionales y extranjeras, así como de ciudadanos individuales que ayudarán a mitigar el impacto de la pandemia en Angola.

"Esta virtud humana, que siempre fue útil en momentos tan críticos como el actual, ayuda bastante, a pesar de que ni siempre es suficiente para mitigar los problemas enfrentados, a consecuencia de situaciones tan complejas como las que enfrentamos actualmente”, señaló.

A propósito, el Estadista angoleño enalteció la iniciativa del G20, que reveló gran sensibilidad para la necesidad de una acción colectiva en el sentido de aliviar la deuda de los países en vías de desarrollo, para atenuar el peso de la responsabilidad que recae sobre ese grupo de países.

Dijo que es fundamental que se encare la inversión directa en las economías de los países en vías de desarrollo, como la gran ecuación para su crecimiento económico y desarrollo.

Este objetivo, defendió, puede ser alcanzado si los países desarrollados se movilizar en el sentido de crear fondos de apoyo a la inversión en África, a ser utilizados por sus inversionistas, interesados en realizar negocios en el continente africano, donde podrán producir bienes y servicios para consumo local y exportables.

Para João Lourenço, la pandemia de la Covid-19 vino a demostrar que en las circunstancias en que se actúa coordinadamente, se reparte de modo más eficaz la responsabilidad por todos y se obtiene, por eso, resultados más satisfactorios.

"Esta pandemia vino a demostrar la fragilidad, a nivel mundial, de las estructuras sanitarias de respuesta a problemas de tan elevada magnitud y gravedad", subrayó .

A pesar de esta constatación, dijo que ha sido posible, a través de la conjugación de esfuerzos, de la colaboración y dela cooperación entre las naciones y el intercambio entre las instituciones científicas especializadas, hacer frente a un problema que era totalmente desconocido y que obligó a la búsqueda de respuestas rápidas para atenuación de los efectos de la enfermedad.

Considera que, esta visión refuerza la idea de que el multilateralismo debe estar siempre presente en el abordaje sobre las cuestiones internacionales más candentes que el mundo enfrenta.

El debate general de la 75ª sesión de la AG de la ONU no cuenta con la presencia física de delegaciones de capitales de los países miembros. Los 193 Estados están representados por los respectivos embajadores acreditados en la sede de la ONU, en Nueva York, que son llamados por el Presidente de la Asamblea General a hacer la presentación de su Jefe de Estado, antes del lanzamiento del video grabado.