Terça, 19 de Janeiro de 2021
    |  Fale connosco  |   Assinante    
 

MINSA exige servicios más humanizados


08 de abril, 2020 - 08:29hs - Actualizado 08 de abril, 2020 - 12:48hs

Profesionales de salud en acción (archivo).

Foto: Foto Cedida



Luanda - El Ministerio de la Salud (MINSA) exigió, este martes, que los profesionales de salud continúen aportando humanización a los cuidados como principal referencia de su vida laboral.


En nota alusiva al Día Mundial de la Salud (07 de Abril), reafirma que los médicos y enfermeros deben primar por el refuerzo de los cuidados primarios de salud, promoviendo la equidad, universalidad en la atención y la dignificación de la vida humana.

El MINSA reitera el llamado a la población, en general, para la observancia de las medidas de prevención contra la COVID-19, única vía para el control rápido de la pandemia en el país. 

Conforme aquel departamento ministerial, la COVID-19 pasó a ser hoy el principal problema mundial de salud pública y un desafío para la humanidad.

La pandemia, refiere la nota, puede conducir a la falencia de muchos sistemas de salud e obliga a cambios de comportamiento de todos, con medidas de prevención más rígidas y, en cierta medida, restrictivas.

Em este desafío, según el MINSA, los enfermeros y otros profesionales de salud están en la vanguardia, aportando alta calidad de tratamiento y cuidados, además de liderar el diálogo comunitario para lidiar con miedos, responder preguntas y, en algunos casos, colectar datos para estudios clínicos.

“Los técnicos de salud asumen una de las mayores tareas, que es enfrentar y encontrar estrategias para el control de la pandemia de la COVID-19, sin perder de vista las antiguas responsabilidades, realizando trabajos difíciles y aguantando muchas horas, a veces bajo riesgo de lesiones, infecciones y sobrecarga a la salud mental”, refiere la nota.

Angola registra hasta el momento, 17 casos positivos de COVID-19. El último fue confirmado este martes, por las autoridades sanitarias del país.

Según el Gobierno, todos los casos positivos registrados en el país fueron importados, por lo que no existe cualquier contaminación a nivel de las comunidades.

Del total de 17 infectados, dos murieron, dos recuperaron y los demás siguen en tratamiento.