Ministro da Justiça aponta premência no reforço do diálogo com sociedade civil

  • Francisco Queiróz,  Ministro Da Justiça e Direitos Humanos
Luanda – O ministro da Justiça e dos Direitos Humanos, Francisco Queiroz, reconheceu hoje, em Luanda, à necessidade de se reforçar o diálogo com a sociedade civil, que deve fazer o seguimento das recomendações do Conselho de Direitos Humanos e monitorar a sua implementação em todo o país.

Al hablar en el Taller sobre el III Ciclo de Evaluación Periódica Universal, el gobernante refirió que, a pesar de tener un camino desafiante por delante, ahora se acuerda que Angola ha registrado mejoras en el cumplimiento de los índices de evaluación de derechos humanos.

“En este contexto, es importante subrayar que Angola vive un momento peculiar en su historia desde 2017, marcado por un nuevo paradigma de gobernanza, inaugurado por el Presidente João Lourenço. Esta nueva situación ha permitido que los derechos humanos ocupen el lugar destacado que merecen en el marco de las políticas públicas del Ejecutivo”, dijo.

Agregó que la reciente aprobación de la Estrategia Nacional de Derechos Humanos, que elevó los Derechos Humanos a la categoría de seguridad nacional, la aprobación del Plan Nacional de Acción para Combatir la Trata de Seres Humanos, la institucionalización del Premio Nacional de Derechos Humanos y la aprobación del Reglamento de Comités Locales de Derechos Humanos, refleja una nueva dinámica en la participación de toda la sociedad angoleña en la promoción, defensa e fiscalización de los Derechos Humanos.

“En esta fase de desaceleración económica, agravada por las condiciones que impone la pandemia del nuevo coronavirus, los derechos humanos también se ven afectados, especialmente en lo que se refiere a políticas de inclusión social, acceso a bienes económicos y mejora general de las condiciones de vida de los ciudadanos. Esta es una situación mundial que es pasajera. Por eso, debemos aprender las lecciones que nos da esta situación y movilizar las fuerzas para luchar y vencer juntos los efectos de esta pandemia”, enfatizó.

Al hablar en el Taller sobre el Tercer Ciclo de Evaluación Periódica Universal, el funcionario dijo que, a pesar de tener un camino desafiante por delante, ahora se acuerda que Angola ha registrado mejoras en el cumplimiento de los índices de evaluación de derechos humanos. “En este contexto, es importante subrayar que Angola vive un momento peculiar en su historia desde 2017, marcado por un nuevo paradigma de gobernanza, inaugurado por el presidente João Lourenço. Esta nueva situación ha permitido que los derechos humanos ocupen el lugar destacado que merecen en el marco de las políticas públicas del Ejecutivo”, dijo.

Agregó que la reciente aprobación de la Estrategia Nacional de Derechos Humanos, que elevó los Derechos Humanos a la categoría de seguridad nacional, la aprobación del Plan Nacional de Acción para Combatir la Trata de Seres Humanos, la institucionalización del Premio Nacional de Derechos Humanos y la aprobación del Reglamento de Comités Locales de Derechos Humanos, refleja una nueva dinámica en la participación de toda la sociedad angoleña en la promoción, defensa e fiscalización de los Derechos Humanos.

También defiende reforzar los programas de inclusión económica y social y devolver a la sociedad angoleña los niveles de crecimiento económico y bienestar social previos a la pandemia. Para ello, contando con los esfuerzos conjuntos de toda la sociedad angoleña, las organizaciones de la sociedad civil y la cooperación de la comunidad internacional y sus órganos de decisión.

Asimismo, consideró que la Evaluación Periódica Universal es el principal mecanismo del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas para examinar la situación de los Derechos Humanos en los países miembros, siendo un instrumento de cooperación basado en el diálogo interactivo entre el Estado examinado y el Consejo de Derechos Humanos.

Este mecanismo ofrece a todos los Estados la oportunidad de hacer públicas las medidas que ha adoptado en el contexto de la promoción, defensa y protección de los derechos humanos.

Agregó que en Angola el organismo encargado de elaborar los informes y dar seguimiento a las recomendaciones emitidas por los organismos internacionales de derechos humanos es la Comisión Intersectorial para la Elaboración de Informes Nacionales de Derechos Humanos (CIERNDH), integrada por diferentes instituciones públicas con intervención en esta materia, la coordinación de este organismo corre a cargo del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

“Con este Taller también estamos contribuyendo al logro de uno de los objetivos de la implementación de la Estrategia Nacional de Derechos Humanos, que consiste en la difusión continua del Informe de Implementación de la Evaluación Periódica Universal. El último de estos informes fue presentado por Angola en Noviembre de 2019, y estamos trabajando para cumplir con las recomendaciones de dicho Informe”, explicó.

La coordinadora del sistema de las Naciones Unidas (ONU) en Angola, Zahira Virani, destacó el compromiso del Gobierno angoleño con la implementación de los derechos humanos y el fortalecimiento del compromiso de su institución de colaborar con el país.

Expresó su satisfacción por los pasos que ha dado Angola desde la consecución de la paz, en 2002, en materia de dignidad y cumplimiento de los tratados internacionales.

En su mayoría, felicitaron a Angola por los avances en Derechos Humanos durante el período que se examina, con énfasis en la implementación de una Estrategia Nacional de Derechos Humanos, ratificación de importantes Tratados Internacionales, aprobación del Código Penal, Reforma Judicial en curso, esfuerzos para aumentar las tasas de inscripción de nacimientos y el Plan de acción para prevenir y combatir la trata de personas.

Todas estas medidas son parte de la implementación del Plan Nacional de Desarrollo (2018-2022).

Al hablar en el Taller sobre el III Ciclo de Evaluación Periódica Universal, el gobernante refirió que, a pesar de tener un camino desafiante por delante, ahora se acuerda que Angola ha registrado mejoras en el cumplimiento de los índices de evaluación de derechos humanos.

“En este contexto, es importante subrayar que Angola vive un momento peculiar en su historia desde 2017, marcado por un nuevo paradigma de gobernanza, inaugurado por el Presidente João Lourenço. Esta nueva situación ha permitido que los derechos humanos ocupen el lugar destacado que merecen en el marco de las políticas públicas del Ejecutivo”, dijo.

Agregó que la reciente aprobación de la Estrategia Nacional de Derechos Humanos, que elevó los Derechos Humanos a la categoría de seguridad nacional, la aprobación del Plan Nacional de Acción para Combatir la Trata de Seres Humanos, la institucionalización del Premio Nacional de Derechos Humanos y la aprobación del Reglamento de Comités Locales de Derechos Humanos, refleja una nueva dinámica en la participación de toda la sociedad angoleña en la promoción, defensa e fiscalización de los Derechos Humanos.

“En esta fase de desaceleración económica, agravada por las condiciones que impone la pandemia del nuevo coronavirus, los derechos humanos también se ven afectados, especialmente en lo que se refiere a políticas de inclusión social, acceso a bienes económicos y mejora general de las condiciones de vida de los ciudadanos. Esta es una situación mundial que es pasajera. Por eso, debemos aprender las lecciones que nos da esta situación y movilizar las fuerzas para luchar y vencer juntos los efectos de esta pandemia”, enfatizó.

Al hablar en el Taller sobre el Tercer Ciclo de Evaluación Periódica Universal, el funcionario dijo que, a pesar de tener un camino desafiante por delante, ahora se acuerda que Angola ha registrado mejoras en el cumplimiento de los índices de evaluación de derechos humanos. “En este contexto, es importante subrayar que Angola vive un momento peculiar en su historia desde 2017, marcado por un nuevo paradigma de gobernanza, inaugurado por el presidente João Lourenço. Esta nueva situación ha permitido que los derechos humanos ocupen el lugar destacado que merecen en el marco de las políticas públicas del Ejecutivo”, dijo.

Agregó que la reciente aprobación de la Estrategia Nacional de Derechos Humanos, que elevó los Derechos Humanos a la categoría de seguridad nacional, la aprobación del Plan Nacional de Acción para Combatir la Trata de Seres Humanos, la institucionalización del Premio Nacional de Derechos Humanos y la aprobación del Reglamento de Comités Locales de Derechos Humanos, refleja una nueva dinámica en la participación de toda la sociedad angoleña en la promoción, defensa e fiscalización de los Derechos Humanos.

También defiende reforzar los programas de inclusión económica y social y devolver a la sociedad angoleña los niveles de crecimiento económico y bienestar social previos a la pandemia. Para ello, contando con los esfuerzos conjuntos de toda la sociedad angoleña, las organizaciones de la sociedad civil y la cooperación de la comunidad internacional y sus órganos de decisión.

Asimismo, consideró que la Evaluación Periódica Universal es el principal mecanismo del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas para examinar la situación de los Derechos Humanos en los países miembros, siendo un instrumento de cooperación basado en el diálogo interactivo entre el Estado examinado y el Consejo de Derechos Humanos.

Este mecanismo ofrece a todos los Estados la oportunidad de hacer públicas las medidas que ha adoptado en el contexto de la promoción, defensa y protección de los derechos humanos.

Agregó que en Angola el organismo encargado de elaborar los informes y dar seguimiento a las recomendaciones emitidas por los organismos internacionales de derechos humanos es la Comisión Intersectorial para la Elaboración de Informes Nacionales de Derechos Humanos (CIERNDH), integrada por diferentes instituciones públicas con intervención en esta materia, la coordinación de este organismo corre a cargo del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

“Con este Taller también estamos contribuyendo al logro de uno de los objetivos de la implementación de la Estrategia Nacional de Derechos Humanos, que consiste en la difusión continua del Informe de Implementación de la Evaluación Periódica Universal. El último de estos informes fue presentado por Angola en Noviembre de 2019, y estamos trabajando para cumplir con las recomendaciones de dicho Informe”, explicó.

La coordinadora del sistema de las Naciones Unidas (ONU) en Angola, Zahira Virani, destacó el compromiso del Gobierno angoleño con la implementación de los derechos humanos y el fortalecimiento del compromiso de su institución de colaborar con el país.

Expresó su satisfacción por los pasos que ha dado Angola desde la consecución de la paz, en 2002, en materia de dignidad y cumplimiento de los tratados internacionales.

En su mayoría, felicitaron a Angola por los avances en Derechos Humanos durante el período que se examina, con énfasis en la implementación de una Estrategia Nacional de Derechos Humanos, ratificación de importantes Tratados Internacionales, aprobación del Código Penal, Reforma Judicial en curso, esfuerzos para aumentar las tasas de inscripción de nacimientos y el Plan de acción para prevenir y combatir la trata de personas.

Todas estas medidas son parte de la implementación del Plan Nacional de Desarrollo (2018-2022).